miércoles, 17 de septiembre de 2008

tu

¿Cómo abrazar el aire?, ¿Cómo besar la distancia?, ¿Cómo acariciar su cabello sujeto con cintas de misterio?, ¿A que hora caminar juntos de la mano si apenas sé del calor de tu mirada?, ¿Cuándo recostarnos y calentarnos los pies?, ¿A qué hora despertará uno al otro?, ¿En qué mañana nos diremos buenos días?, ¿Quién esperará al otro detrás de la línea telefónica?, ¿Cuándo nos veremos?

 

Y mientras todas esas preguntas se alistaban a salir de su cabeza, lo supo, la quería, la quería, la quería; después de todo no era la primera vez que se enamoraba de una ilusión. Tenía mucha experiencia, casi podía presumir de una maestría o un diploma en Amores Ilusos.

 

 

7 comentarios:

Sara Gabriela dijo...

Yo estoy ojerosaaa!! Muchoo! Y sin embargo, es la mejor hora a la que me he encontrado tu blog con este post particular que me ha caído como anillo al dedo... Y aún sigo buscando las respuestas a todas esas interrogantes..
Un shaludo! =)

dull dijo...

celebro tu regreso.
tu, una de las palabras que mas em gustan, es fuerte y armonica
saludos!

hawwah dijo...

:) me gusta!

Sol dijo...

Qué lindo!! Me encanta!

caramelo dijo...

amores ilusos, muchos hacen el doctorado a lo largo de su vida y muchas veces esas ilusiones son las que los mantienen vivos.

saludos,

Anónimo dijo...

no se quien eres este blog anda desactualizado mas me capto la atención, historias similares se dan, mariposas, encuentros casuales, enredos espero eso si q no albergues odios y q tu ímpetu por amores nuevos se hayan conservado y si creo que eres quien eres se q no soportaras mi ortografía q a mi me tiene sin cuidado,
saludos :)

George dijo...

Saludos anónimo.