lunes, 16 de marzo de 2009

Amenazas

Sueña con gusanos.

Cada noche es la misma escena: despierta buscando un objeto que no sabe que es, voltea y ve la pared, decenas de gusanos se pasean por él; son plomizos, pero en el sueño toda la escena adquiere un color plomizo, gris, como si estuviera en penumbras, pero sabe que no es así, sabe que es de día. Coge un zapato y, con asco, comienza aplastarlos. La pared queda manchada con el líquido que brota de los insectos. Sabe que sueña.

No puede despertar, es imposible despertar. Grita llamando un nombre que no escucha. De su garganta sale su voz pero el mismo no escucha. Sabe que duerme, que es solo un sueño.

Cansado, se recuesta pero no despierta, los gusanos continúan arrastrándose por las paredes.

En seguida son miles. Se envuelve con la frazada. No despierta. Sabe que es un sueño.

¡Despierta!

No lo logra. Y en el sueño queda dormido, aterrado.


2 comentarios:

Nausicaa dijo...

O_O Q terror nocturno más intenso. Los gusanos y la muerte son uno, es normal q tengamos miedo.

Gittana dijo...

Sera que esta muerto???

Sera que en la muerte sueña que esta vivo???

estupendo George!!!

etterna tanay