miércoles, 22 de abril de 2009

poesia

mil abismos habitan
este cuerpo de arterias;
¿dónde están las palabras?
¿dónde la muerte lenta?,
¿dónde el silencio cómplice?,
¿dónde el rostro severo e insondable... ?, 
¿acaso el ocaso me desvanece?, 
¿acaso el vientre de la noche me habita?
mil destinos me persiguen,
mil devoradores de hombres y de bestias
¿acaso este cuerpo es el que habito?,
¿acaso el crepúsculo es mi madre?
mil rostros dibujan
esta manía de hacerme noche,
de hacerme bestia y garabato.
¿acaso el silencio me encierra
en este cuerpo de bruscas manos?
¿quién, entonces, con sigilo pregunta?
¿acaso la piedra húmeda?
¿acaso el cielo infinito?
¿acaso el infierno de los desterrados?


8 comentarios:

Gittana dijo...

Hola... como supiste de esa entrada??? "ABRAZAME" la tengo programada para dentro de dos lunes... mmm? cometí un error??? ups??? auxilio!!! que hice???

Gittana dijo...

Mil abismos en tu cuerpo...
Las palabras estan en el alma.
La muerte esta en la soledad.
Ser complice del silencio en las lágrimas.
El rostro severo en la lejanía, del ocaso de un recuerdo.
Te habitará la noche durante cada látido del corazón.

Sol dijo...

'esta manía de hacerme noche,
de hacerme bestia y garabato.'

Uf...
Me encanta.

Nausicaa dijo...

No se responder a todas esas preguntas, pero habrá que seguir buscando respuestas.

Poetiza dijo...

Mil abismos en tus versos que al leer me absorben, besos, cuidate,

Polux dijo...

primero vino desnuda...


no recuerdo quien lo dijo.

pero nace tantas veces como se escribe.






mas no siempre



un saludo
ah... y el mundo cruel?

sí, cuando se levanta de malas.

aLba (*) dijo...

muchas preguntas y tan pocas respuestas.....

fgiucich dijo...

Grandes preguntas que imponen , también, grandes respuestas. Abrazos.