jueves, 27 de diciembre de 2012

Apocalipsis Zombi

Los zombis están de moda. Aún no he tenido la oportunidad de enfrentarme a uno cara a cara.

 

Mi primer encuentro con los zombis fue con la película "El Regreso de los Muertos Vivientes" (si recuerdo bien, la película tenía un tufillo a comedia), y su incansable grito lamentoso: "cerebro, cerebro…". Algo debía tener el cerebro humano que los calmaba cuando lo comían. Ojo que en aquellos tiempos sólo comían cerebros, con el tiempo comenzaron a devorar carne humana.

 

Quiero hacer notar que el título dice "El Regreso…", lo cual indica que siempre han estado entre nosotros; que están regresando.

 

De un tiempo a esta parte, los muertos vivientes han evolucionado. Por ejemplo, ahora se alimentan mejor; como dije, ahora comen carne o a todo ser vivo que encuentran en su camino -principalmente humanos. Es que en estos tiempos no estamos para desperdiciar nada.

 

También hay que tener en cuenta que el muerto-caminante no es único. Hay variedad: están los muertos naturales, es decir aquellos a quienes no tuvieron otra opción, simplemente ocurrió. Luego están los que fueron mordidos por otro zombi; entonces, entre convulsiones dolorosas y lamentos de amigos, se mueren para luego volver a la no-vida. Así también, los no-vivos-naturales tienen orígenes distintos:

 

Contaminación química. En el "Regreso de los Muertos Vivientes", todo comienza con unos recipientes con productos químicos abandonados por el ejército gringo, los cuales afectan a un par de despistados. Tal vez los productos tenían algún rollo sobre la creación de súper soldados (típico de los gringos). El hecho es que la plaga se extiende. Y de pronto, es hora de correr y luchar.

 

Enfermedad. En el videojuego "Resident Evil", la Corporación Umbrella diseña un súper virus el cual es propagado (quizá intencionalmente), diezmando la población mundial en cuestión de días. Los muertos asaltan las ciudades y a cuantos hombre mujer o niño se cruce. Hay que luchar y correr.

 

Ahora mismo que leo la saga "Juego de Tronos" y descubro que "Los Otros", aparentemente, resultan ser zombis. No cabría otra explicación luego que dos hombres que yacían muertos por varios días se levantan y atacan a un gran Señor de "La Guardia de la Noche". Es necesario prenderles fuego y cortarles la cabeza. A los zombis, no a la Guardia de la Noche.


Cómic. También existen versiones zombis del Capitán América y toda la legión de Marvel.

 

Recuerdo que en el colegio teníamos un amigo de apellido Arévalo, alto, tan flaco y tan feo que le decíamos "muerto fresco". Cuando jugábamos pelota, verlo correr era la risa "cerebro, cerebro…", le gritábamos. Pienso en él como si fuera un zombi. Pero no puede ser, quiero distraerme. Enciendo el iPad y resulta que por lo menos la tercera parte de mis juegos contienen temática zombi. Hay que ametrallarlos, atacarlos con espadas o hechizos, hay que construir defensas para contenerlos, hay que sembrar plantas…

 

La siempre sabionda Wikipedia me dice: "Un zombi es, originalmente, una figura legendaria propia de las regiones donde se práctica el culto vudú. Se trata de un muerto resucitado por medios mágicos por un hechicero para convertirlo en su esclavo. Por extensión, ha pasado a la literatura fantástica como sinónimo de muerto viviente y al lenguaje común para designar en sentido figurado a quien hace las cosas mecánicamente como si estuviera privado de voluntad."

 

Hace unos días hubo una caminata zombi. ¡¡EN LIMA PERÚ!!:

 

La iconografía de rock pesado –como en Iron Maiden-, está lleno de zombis.

 

Anoche la pasé mal, estuve viendo la segunda temporada de "The Walking Dead". Me acosté muy tarde, me arden los ojos y siento que el cuerpo se me desbarata. Estoy hecho un zombi. Ahora mismo estoy bebiendo un café tres veces más cargado de lo que usualmente tomo para exterminar mi letargo.

 

En casa tengo dos mochilas. Una para cuando nos agarre el terremoto -tantas veces pronosticado y tantas veces postergado- y otra para el Apocalipsis zombi.

 

1 comentario:

я υ т н dijo...

Me encantó la naturalidad con la que relatas lo referente al apocalipsis zombie, y debo admitir que también estoy fascinada con THe Walking dead.

Saludos,