martes, 20 de enero de 2009

Esbozo

Yo no sirvo para esas cosas de andar en grupo, contar chistes, hacer amigos, dormir, divertirse.


Mi idea de diversión comienza con una computadora y termina en el cine, viendo una película.


Además tengo la cara como un cartón seco, el cuerpo como una ameba y la sonrisa tan retorcida que hasta a mi mismo me provoca miedo sonreír.


Sin embargo, descubrir estos detalles son, lo que podría llamarse, ventajas de la vida.


Así, fui diseñado para ser diferente; no me venga alguien a decirme que “todos somos diferentes a nuestra manera y bla, bla, bla”.


No.


Quizá por eso suelo enamorarme de las personas que no me corresponden, las que no son para mí. Quizá aquello sea lo mejor que puede sucederme porque el amor se vive intensamente cuando no es real, cuando aquel amor que se desea es, simplemente, imposible. Cuando saber que amar a alguien que nunca te pertenecerá, es lo más sublime que te ocurrirá jamás.


Yo no sirvo para estas cosas que querer simplemente porque así los dicen los códigos de la vida. No. Yo no sirvo para eso de olvidar y comenzar de nuevo. No.


Yo pertenezco a una raza de ángeles que aprendió que la vida hay que beberla en el vaso más grande y que mirar el caer de las hojas de los árboles o escuchar el ulular del viento revela más verdades que cualquier libro.


Mi idea de diversión comienza con las tormentas eléctricas, con los hechizos y pociones, y termina con una celda para criminales.


Entonces mi cuerpo es etéreo como la de los ángeles y mi rostro es imposible de dibujar; entonces mis manos son dos ríos de lluvia y mis lágrimas un desierto en invierno. Entonces yo no sirvo para esas cosas que se dicen: caminar, respirar, morir.

6 comentarios:

Gittana dijo...

No se.... creo que yo tambien soy de las que se entrega totalmente... y siempre con la persona incorrecta...

Creo que tampoco sirvo para esto...

LuzdeLuna dijo...

Me ha encantado tu escrito! hay momentos que pareciera que hablaras sobre mi! Muy hermoso expresado.

Sol dijo...

"Quizá por eso suelo enamorarme de las personas que no me corresponden, las que no son para mí."

Ahhhh... es por eso entonces? Los años que me pasé preguntándomelo...

Nausicaa dijo...

No estoy de acuerdo... Creo q si, q los amores no correspondidos o no realizados suelen ser los más bellos, los más sublimes, pero a veces amar y ser correspondido también lo es, y es mejor...

Pablo Mariosa dijo...

Algunos nacen para vivir "en contra de la corriente"... Pero acá me hago la siguiente pregunta: ¿quién dice que lo que hace y piensa la mayoría es "la corriente a favor"?

Si bien cada uno es diferente, ser un engranaje más en esta enorme maquinaria que es la raza humana (digo esto tomando ciertas palabras de Ernesto Sábato) revela algo terrible: teniendo la oportunidad de vivenciar algo sublime, de, como vos decís, beber la vida del "vaso grande", la mayoría se queda con lo superficial, hace lo mismo que el vecino...

Y así el mundo, amigo.

Lo bueno es que hay gente que, como vos, se toma un tiempo, un espacio, y reflexiona. Reflexiona y comparte. Y así otros toman conciencia, lo cual es valioso.

Saludos,

Pablo

ysraelg7 dijo...

Creo que tenemos algo de parecido ehhh, pues hay cosas que escribes y me siento identificado ehhh....

Y aveces de tanto luchar con esos "problemas": uno encuentra a soledad, esa soledad que no te falla, que esta siempre con uno, y que a la larga hace una sucursal en casa que uno sin querer se queda profundamente enamorado de ella.

jejeje...

Un abrazo.