martes, 14 de julio de 2009

objetos e ilusiones

intentaba darle un montón de excusas, un sin fin de razones y justificaciones con la sola esperanza que comprendiese algo de lo que intentaba decirle.

fue imposible, no había nada que decir, ya todo estaba dicho.

habíamos terminado de hablar hacía horas, estábamos agotados por tantas frases sueltas; era como si las palabras aún flotaran en el aire, como si a cada inspiración nos tragásemos vocales y consonantes. sin embargo todavía había mucho que ocurrir.

y ocurrió.

serían las dos de la madrugada, sentía el cuerpo adormecido, estaba seguro de no estar durmiendo; mantenía los ojos cerrados y sentía a claudia recostaba a mi lado, escuchaba sus respiración y el balbuceo de algo que supuse era una oración.

claudia tenía el sueño ligero (demasiado ligero) así que tampoco dormía.

por ello fue tan sorpresivo.

abrí los ojos de pronto, claudia se había apostado a la ventana y con la mirada inquieta me invitaba a mirar. pero yo no miré.

había sido un grito el que nos levantó de golpe. y luego otro. y en seguida otras palabras. ya no había duda de nada, era cierto que las palabras estaban en el aire, flotando; no podíamos verlas pero si sentirlas, nosotros mismos no hablabamos, digo, no hablabamos como se conoce normalmente: abrir la boca, emitir sonidos que viejan al oido de la otra persona. no.

sentíamos las palabras en los objetos, en el aire, en nuestros cuerpos, en nuestras ropas, en el transcurrir del tiempo.

aún mantenía los ojos cerrados, claudia recostada al lado mío y respirando, o claudia mirado por la ventana, yo oponiéndome, inventándole un montón de excusas, todas absurdas, inverosímiles. las palabras flotaban en el aire y las respirábamos, y sin embargo aún quedaba mucho por decir, pero ya todo lo habíamos dicho.

7 comentarios:

pipo dijo...

Hola G. pongo esa inicial porque la verdad no se como referirme a usted, un dia sin querer y andando de ocio por el internet, me tope con su blog, y la verdad me gusto mucho, yo intento escribir, pero usted lo hace muy bien, y solo quiero decirle qe me agrada su blog que a sido tmb como una fuente de ideas para mi, de antemano Gracias! qe ande de lo mejor...
saludos.

Amada Inmortal dijo...

Mi querido... siempre existencialista y sobre todo especial...

fgiucich dijo...

Quizás hayas encontrado la fómula secreta del entendimiento. Abrazos.

Amada Inmortal dijo...

FELIZ DÍA! YO O SUPER YO... BESOS JEJE

sO! dijo...

Muchas veces es mejor el silencio que una palabra de mas.
Muy lindo blog y voy a andar por aca mas seguido.

besos y te sigo!

Sid dijo...

A veces las palabras solo malogran lo que nos decimos, muchas veces son necesarias, pero mas veces es necesario el silencio, no ese de los cementerios, sino aquel por el cual nos comprendemos sin necesidad de decirnos nada. Y eso si es posible.

aLba * dijo...

inventandoles un millon d excusas..