miércoles, 24 de febrero de 2010

interpretaciones

Por qué cuándo busco no encuentro las palabras que necesito.

Sin embargo, todas ellas me agobian y me llenan el corazón y el alma con promesas e ilusiones.

Y cuando las busco no están, en ninguna parte están, y sin embargo sé que deben estar allí.

Es el encuentro inesperado con la soledad.

¿Aquella pueda aplacarse?

Lo he intentado decenas de veces, y en cada cual lo he intentado con mayor entusiasmo, con mayor vehemencia.

Y después de todo, el silencio; el indomable silencio una y otra vez rondándome.

4 comentarios:

Lucila dijo...

Hola estuve revisando tu blog y me parece muy interesante y entretenido, sobre todo que la información es detallada y precisa, espero que sigas posteando más temas para informarnos y comentar.
Saludos.

Guissella dijo...

Déjame felicitarte, que bueno que está tu blog los temas tienen la información exacta que me interesa, sigue posteando más sobre estos temas.
Felicitaciones.

fgiucich dijo...

Palabras escondidas en los recovecos de la soledad. Abrazos.

Anagkh dijo...

Encontré tu blog mientras iba nadando en la web. Me parece cool.

Y me preguntaba ¿Y si dejas de buscar tan desesperadamente? Silencio tiene mucho qué decir.