jueves, 25 de septiembre de 2008

voces

¡Qué esté desnuda! - gritan desde todas partes, y los veo salivar con entusiasmo, líbidos y rollizos.

fue gracioso ver a los hombres arrastrar sus cuerpos inmensos mientras eran perseguidos por sus gigantes novias armadas con mazos y cachiporras ¡qué siga desnuda... !, volvió a gritar alguien.

Yo también quise ver, pero en mi torpeza anduve despacio para no levantar sospechas y rumores. No llegué  a tiempo, en su lugar me entretuvieron las palabrotas de una mujer pequeñita le lanzaba, con escupitajos, a un tipo que tenía los brazos peludos y las manos apretadas con fuerza; me miró y estiró un poco los labios, como intentando disimular su verguenza; por un momento había pensado que levantaría las manos a aplastaría a la mujer chiquitita.

¡Sigue desnuda!, escuché que alguien volvió a gritar pero ya había perdido el ánimo de ir a ver quién estaría desnuda.


4 comentarios:

Yahuan dijo...

Normal, es lógico. Bueno, todo menos esoa hombres. Aunque yo creo que igualmente representa a la realidad

fgiucich dijo...

Sería la desnudez de la locura? Abrazos.

Claudio López Iscafre dijo...

Un desnudo siempre atrae, no? Que importa que parte de desnude... siempre es bueno.
Saludos desde Baires!

Juanito El Caminante dijo...

Depende si la desnuda esta buena o no...

Está calata!!! Esta calata!!!